El enredado corredor diagonal

gdlmetrofg0

 

Por Felipe Reyes, integrante de Ciudad para Todos, para Milenio

 

Cuando la SCT anuncia que mandará a hacer estudios, con un costo de 200 millones de pesos, para analizar la viabilidad de un sistema de transporte masivo por el –estudiadísimo– corredor diagonal Revolución-Alcalde-Ávila Camacho, uno simplemente no sabe que pensar.

 

En esta diagonal, que atraviesa toda la metrópoli, se realizaron estudios de demanda, se proyectó la línea 2 de Macrobús con proyecto completo, se gestionó el recurso correspondiente, se dijo una y otra vez que aportaría de manera importante a reducir la problemática de movilidad de la ciudad, protagonizó el levantamiento de vecinos en contra, fue fuertemente capitalizado en las campañas políticas del 2009 y al final los municipios lo detuvieron aún con el dinero en la mano.

 

Después, se impulsaron proyectos por la misma diagonal: la posibilidad de un tranvía en el tramo Zapopano, la quimérica ilusión de un tren magnético en Guadalajara, el proyecto completo de ciclovía a ambos lados de la Avenida Ávila Camacho y un BRT por el tramo tlaquepaquense. Ninguno prosperó.

 

Ahora, la ocurrencia viene de más arriba. El gobierno federal promueve estudios para ejecutar un tren ligero por exactamente la misma ruta. Estudios que de realizarse concluirán que lo apropiado es un BRT por los carriles centrales que vaya aumentando paulatinamente la demanda para escalarse después a algún sistema férreo, es decir, lo que ya se sabe. Estudios, que además se anuncian a un costo elevadísimo y cuya posible ejecución quedará en manos del gobierno entrante, encabezado precisamente por quién canceló el proyecto como alcalde tapatío. ¿Surrealista? Bueno, esto es México.

 

Ni el gobierno federal, ni los alcaldes salientes, ni en su momento el gobierno estatal, han tratado de explicar qué harán con la incontable cantidad de rutas de transporte tradicional que pasan por el corredor diagonal. Más allá del sistema y de su sustentabilidad financiera o de la repetición de estudios pagados una y otra vez sobre el mismo tema, el problema de fondo en la consolidación del eje de transporte es que hacer con los transportistas que operan ahí. Ningún corredor en el área metropolitana alberga tantas rutas y aunque es cierto que el pulpo camionero suele ser un hueso duro de roer, también es cierto que no se puede simplemente retirar del sistema a propietarios honestos de autobuses que traen circulando su patrimonio. A esa enredadera nadie le entra.

 

No es exagerado decir que la mayoría de las rutas de la ciudad tocan en algún punto el corredor y consolidarlo implicaría la reestructuración de gran parte de las rutas existentes y una ardua negociación con sus operadores. Nadie ha planteado alternativa alguna para los transportistas a los que un cambio repentino les puede significar la quiebra y la pérdida total de su patrimonio.

 

Otro gallo cantaría, si en lugar de repetir estudios sin ton ni son, los tres órdenes de gobierno coordinados, generaran programas que exploren e impulsen otros nichos de mercado en el ámbito de la movilidad, como podría ser por ejemplo, transporte escolar, empresarial o de servicios específicos. Nichos que podrían ser atractivos para un sector de los empresarios transportistas y que podrían empezar a desmarañar el complicado enredo que es el transporte público en nuestra ciudad.

 

@felipeno

 

Vía Milenio

About these ads
Comments
One Response to “El enredado corredor diagonal”
  1. Gavriel dice:

    No se, me agrada mas la idea del tren ligero pues siento que la capacidad del BRT quedaria rebasada en unos cuantos años, ademas el tener un transporte publico masivo se podria presionar para un sistema tipo “hoy no circula” que se actualice y fuera mucho mejor que el del DF (obligando a sacar de circulacion paulatinamente los autos mas viejos). Ademas siento que te evitas problemas al tener que construir dos veces (primero para el BRT y despues para convertirlo en tren, como dicen). Lo cierto es que si se puede construir un BRT entonces porque hacer un tren elevado, que sea a nivel de calle y listo.

    Ahora si los tres niveles de gobierno son del mismo partido puede que sea mas facil ponerce de acuerdo, pero yo diria que el problema es el costo politico que nadie va a querer asumir.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Conoce el Plan de Movilidad no Motorizada para la ZMG

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 196 seguidores