En la ciudad del hombre de goma

En la ciudad del hombre de goma el diseño de las banquetas da lo mismo, porque sus habitantes pueden hacer contorsiones fácilmente y sin perder el equilibrio, lo que les permite pasar literalmente por cualquier parte.


En la ciudad del hombre de goma a la gente no le importa tener un obstáculo que obstruya su visión, porque de una manera sorprendente pueden alargar el cuello, girarlo y mirar por arriba, por abajo o por donde les de la gana, y así reconocer lo que hay detrás.

En la ciudad del hombre de goma, su esposa, la mujer elástica, nunca acarrea un coche de bebé, porque allí los niños aprenden inmediatamente a rebotar y esquivar cualquier cosa que se les ponga delante.

En la ciudad del hombre de goma nadie padece discapacidades, por lo que para ellos las personas que andan en silla de ruedas se encuentran en el mismo mundo que habitan los unicornios y los duendes.

En la ciudad del hombre de goma nadie tiene miedo de caminar por la calle, porque en caso de ser atropellados sus flexibles cuerpos rebotarán incluso ante el más fuerte de los impactos de los automóviles también de goma.

En la ciudad del hombre de goma las autoridades se hacen millonarias colocando publicidad en paradas de autobuses que en otros contextos, con personas de carne y hueso, muchas de ellas con dificultades para desplazarse, nadie colocaría.

Vía Pedestre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Conoce el Plan de Movilidad no Motorizada para la ZMG