Ejecutivo y alcaldes rechazaron apoyo de la ONU en movilidad

Imagen

Tras aborto de Línea 2 del Macrobús, el organismo se ofreció como intermediario para dirimir diferencias y definir el sistema de transporte masivo que requiere la ciudad, pero no le hicieron caso.

 

Ni los ayuntamientos metropolitanos ni el gobierno del estado de Jalisco aprovecharon la intermediación que, hace un año, ofreció la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para definir el sistema de transporte masivo que requiere la ciudad, informó Eduardo López Moreno, director mundial de Urbanismo de la ONU, cuya sede está en Nairobi, Kenia.

 

El experto dijo que hace poco más de un año, cuando la ciudad perdió 952 millones de pesos para implantar la fase II del Macrobús, en el corredor Zapopan-Tlaquepaque, la ONU se propuso para dirimir las diferencias existentes entre los alcaldes priistas (que rechazaron el proyecto) y el gobernador panista Emilio González. Sin embargo, a ninguna de las partes le interesó acercarse al organismo, que además estaba dispuesto a conseguir recursos de fondos internacionales, como el Banco Mundial.

 

“En diciembre de 2010 le ofrecí al gobierno del estado la intervención de las Naciones Unidas para dirimir técnicamente el conflicto, se trató con algunos alcaldes, pero no prosperó”, relató el entrevistado, quien es nativo de Guadalajara y fue académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

 

Pese a la nula respuesta de los políticos jaliscienses del PAN y del PRI, la ONU mantiene el interés de prestar su experiencia y gestión, a fin de que la capital del estado encuentre una solución al tema del transporte masivo: “Yo quiero reiterar que las Naciones Unidas y el programa Hábitat en particular —porque es la agencia que tiene que ver con la ciudad y con el transporte— podría jugar un papel fundamental en una revisión seria de la institucionalidad y de los aspectos técnicos y de usos de suelo, de cuál sería el transporte más idóneo para la ciudad, cómo llevarlo a cabo”.

 

Según Eduardo López, Guadalajara es una de las ciudades con mayor atraso en la agenda urbana por el tema del transporte público no resuelto.

 

“Yo ofrecí conectarlos con ciertos fondos del Banco Mundial [BM] y de otras organizaciones para tener apoyos extraordinarios para el proyecto [de transporte masivo], pero esto no prosperó por los intereses encontrados de los actores políticos locales”, subrayó.

 

López Moreno dijo que tradicionalmente la ONU, más que ir a tocar puertas, espera el llamado de los gobiernos y las autoridades de las ciudades para intervenir. Sin embargo, en Guadalajara, la institución ofreció sus buenos oficios, sin respuesta: “Hubo interés de nuestra parte. Tenemos un límite de dónde intervenir, yo lo hice más por ser de Guadalajara, de hecho, [en] las Naciones Unidas tenemos la filosofía que nos llamen y no ir nosotros a tocar a la puerta, y entonces no nos llamaron y no venimos”.

 

En cuanto al proyecto del tranvía, que promueve el presidente municipal de Zapopan, Héctor Vielma, en sustitución de la Línea 2 del Macrobús, señaló que no puede tener éxito, cuando es impulsado sólo por el alcalde de un municipio de una metrópoli mayor a cuatro millones de habitantes.

 

El director de Urbanismo de la ONU se reunió ayer con el presidente y magistrados del Tribunal de lo Administrativo del Estado, para la firma de un convenio de capacitación en materia de urbanismo y medio ambiente, para personal del TAE y ciudadanos en lo general.


Claves
La historia

• El 28 de octubre de 2010, los alcaldes de Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque (todos del PRI), le dijeron no a realizar la fase II del Macrobús, en el corredor Zapopan-Tlaquepaque, que promovía el gobierno del estado (PAN)

• Con esta decisión, se perdieron 952 millones de pesos que ya había asignado al proyecto el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin).

• La segunda ruta del Macrobús tenía un costo estimado de 1,900 millones de pesos para un recorrido de 32 kilómetros (de la Nueva Central Camionera a avenida Tesistán y el cruce con la carretera a Colotlán).

• El Macrobús se diseñó para 44 estaciones con un carril exclusivo de 3.5 metros y un camellón de dos metros.

• El sistema de autobuses articulados de tránsito rápido (BRT, por sus siglas en inglés) beneficiaría a 650 mil habitantes de la zona metropolitana de Guadalajara.

• Como alternativa, el alcalde de Zapopan, Héctor Vielma, promueve un tranvía, que tendría un recorrido de 13.8 kilómetros (de avenida Tesistán y Periférico al parque Agua Azul), con un costo estimado de 3,500 millones de pesos.

• En el corredor Zapopan-Tlaquepaque circulan actualmente 225 rutas de camiones y minibuses.

Anuncios
Comments
One Response to “Ejecutivo y alcaldes rechazaron apoyo de la ONU en movilidad”
  1. Cyn dice:

    Muy triste…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Conoce el Plan de Movilidad no Motorizada para la ZMG