Guadalajara Bipolar

Guadalajara bipolar

Mario Silva
21 Ene. 14

En la ciudad padecemos una especie de bipolaridad en cuanto al uso de la bicicleta como medio de transporte. En el polo positivo encontramos experiencias, iniciativas y proyectos desde la ciudadanía que han logrado colocar a la bici como el eje de una política de movilidad sustentable -pese a los pobres resultados de administraciones estatales y municipales-, y en el polo negativo, la realidad nos dice que las calles siguen siendo inseguras y poco amables, tanto para ciclistas experimentados, como los principiantes.

Es cierto que a Guadalajara le hace falta recorrer un buen trecho para convertirse en una ciudad amable para andar en bicicleta. En 2011, el despacho danés Copenhagenize publicó su índice anual de ciudades ciclistas, en el cual ubicaban a nuestra metrópoli en el número 12. Le llevábamos la delantera a ciudades como Nueva York o Estocolmo. Imposible dijeron muchos.

Y es verdad. Lo que en aquella ocasión nos colocó en el mapa del ciclismo urbano mundial fueron dos cosas: la implementación de algunos proyectos -que ya desaparecieron del espacio público- como el programa “Pedalea Guadalajara”, el préstamo de bicis en las estaciones de Macrobús y la construcción de ciclovías como la de Federalismo y la de Avenida Washington. Al día de hoy, “Pedalea Guadalajara” no existe. Lo único que podemos ver son módulos abandonados, como el que se encuentra afuera de la estación Washington de la Línea 1 del Tren Ligero. Macrobús ya no presta bicicletas y las ciclovías de esas avenidas han resistido al paso del tiempo y a la indiferencia del gobierno municipal de Guadalajara.

El segundo aspecto que fue evaluado positivamente fue la amplia, diversa y compleja masa crítica alrededor de la bici. La existencia de grupos, colectivos y organizaciones que trabajan desde su promoción como un transporte no motorizado, hasta la organización de paseos nocturnos o algunos otros de carácter recreativo y cultura. La Vía Recreactiva y la existencia de un Plan Maestro de Movilidad no Motorizada también son elementos a rescatar. Pero sobre todo, que de las 59 áreas metropolitanas que hay en México -según el INEGI- la nuestra es la única en la que se conjuntan todos estos elementos y actores.

¿Por qué entonces hablar de una metrópoli bipolar? La manifestación del colectivo de organizaciones “Bici Blanca” lo pone de manifiesto. En 2013 murieron 26 usuarios de la bici como consecuencia de la inseguridad vial y la falta de cultura de convivencia entre las distintas formas de desplazarse en la ciudad. El 35% de esos casos fatales fue por responsabilidad de un chofer de transporte público.

En este contexto, impulsar un proyecto metropolitano de bici pública puede ser el factor que detone las acciones que en los últimos 5 años se han estancado desde el ámbito gubernamental. Los programas de bici pública han demostrado ser altamente exitosos en las ciudades en que se han implementado. El caso del Distrito Federal, con Ecobici es tal vez uno de los mejores. Pero lugares tan lejanos como Barcelona, Montreal, Nueva York, Buenos Aires o Sao Paulo ya lo han hecho y con muy buenos resultados. Por eso hay que poner especial atención en lograr que este proyecto se convierta en una especie de “Acupuntura urbana” que vaya generando pequeños cambios en cada lugar en donde se instalen las estaciones.

Y cuidar varios aspectos. Entre ellos, que no se politice el proyecto. Que se implemente, a la par de la infraestructura, una estrategia de educación y comunicación de la bici como medio de transporte. Que las estaciones estén en sitios accesibles y que haya modificaciones a cruceros, esquinas y calles para aumentar la seguridad. Que la empresa que opere el servicio tenga altos estándares de desempeño y que del lado gubernamental lo vigile una dependencia con resultados probados, por ejemplo, el Sistema del Tren Eléctrico Urbano (Siteur), que ya gestiona el Tren Ligero, Macrobús y Pre-Tren. Ojalá que con este proyecto avancemos del uso recreativo de la bicicleta hacia uno cotidiano como medio de transporte.

 
 
@marasiro
 
 

Originalmente publicado en: http://www.mural.com/editoriales/nacional/691/1380451/#ixzz2rAyJYK6I

Comments
One Response to “Guadalajara Bipolar”
  1. yarvix dice:

    Enhorabuena, que todos esos esfuerzo redunden en el lado positivo del ciclismo urbano en Guadalajara y sucesivamente en las restantes ciudades del país. Muy buen artículo, un saludo desde Ags!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Conoce el Plan de Movilidad no Motorizada para la ZMG