¿Por qué una carta de los derechos del peatón?

LOGO_liga_peatonal

El día de hoy tiene lugar la publicación, a nivel nacional, de la Carta Mexicana por los Derechos del Peatón (#CMDP), trabajo realizado por la Liga Peatonal durante meses previos y el más importante resultado colectivo del Primer Congreso Nacional de Peatones celebrado en Pachuca, Hidalgo, el pasado mes de mayo.

La Carta ve la luz pública en el marco del Día Mundial del Peatón, a celebrarse el domingo 17 de agosto, y contiene objetivos, líneas de trabajo y conceptos clave para incentivar el debate público de temas relacionados con la promoción y defensa de las y los peatones en las ciudades mexicanas.

Como colectivos integrantes de la Liga Peatonal suscribimos los contenidos e invitamos a las dependencias gubernamentales y la sociedad civil a actuar ante la necesidad de comprender la magnitud de pensar en soluciones para atender y resolver la deteriorada realidad que cada día vivimos los peatones en ciudades como la nuestra.

En el contexto específico del Área Metropolitana de Guadalajara, en donde según datos de 2013, ocurren aproximadamente 60% de las muertes por atropellamiento en el Estado de Jalisco (40% Guadalajara, 11 % Zapopan, 7% Tlaquepaque), el tema adquiere gran relevancia y precisa de acciones oportunas de parte de Estado, municipios y organismos públicos. Estudios de la Dirección de Seguridad Vial y el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses contabilizaron más de 3,550 peatones atropellados entre enero 2007 y marzo 2013 en el AMG. Según INEGI, en Jalisco la segunda causa de muerte en jóvenes entre los 15 y 29 años son los accidentes relacionados con el transporte y a nivel nacional, en el mismo rango de edad, son la primera causa. El peatón también se ve afectado en cuanto a calidad del aire por emisiones contaminantes, ya que en promedio 27% de los días del año están por encima de los 100 puntos IMECA.

Sin duda el actual diseño urbano tiene gran parte de responsabilidad en este escenario: en pocos casos considera las necesidades de peatones para su desplazamiento y en gran medida antepone con urgencia las exigencias en infraestructura para el automóvil particular, generando tanto un gran número de fatalidades y accidentes de gravedad como detrimentos a la salud pública.

A lo largo de la última década y en innumerables ocasiones, distintas voces han hecho latente la necesidad de entender las calles, avenidas y banquetas, sitios articuladores del espacio público urbano, como el escenario de interacción social y soporte de actividades colectivas por excelencia, las cuales deberían adaptarse a las lógicas cotidianas de los habitantes que dan vida a la ciudad.

Resulta insultante ver proliferar estructuras como los llamados puentes peatonales, teóricamente pensados para beneficio del peatón, que solo segregan al ciudadano de su entorno, conceden preferencia de tránsito al automóvil particular, carecen de características de accesibilidad universal y someten al viandante a utilizarlas o correr el riesgo de intentar desplazarse entre avenidas bajo condiciones hostiles. Ello ha resultado en un escenario antidemocrático en donde el más vulnerable da libre paso al más favorecido. Sumado a esto, vemos con naturalidad el deplorable estado actual de este tipo de sub-infraestructura, el cual se hace patente con ejercicios tan simples como recorrer distintos barrios de la ciudad y sus vilipendiadas arterias.

Reconocemos el discurso e inicio de acciones de parte de Gobierno de Jalisco y de municipios como Guadalajara y Zapopan como intento urgente por mitigar el deterioro al ecosistema urbano que sufren los peatones de la ciudad: el pasado mes de noviembre dio arranque el operativo ‘Salvando Vidas’ con objeto de disminuir el número total de accidentes viales relacionados con el consumo de alcohol y que involucran un elevado número de transeúntes; así mismo aplaudimos los proyectos de Zona 30 en los Centros Históricos de Guadalajara y Zapopan y relativas mejoras en otros municipios que buscarán recuperar el valor social de más de 250 has. de vía pública y devolver cierto territorio perdido al que debería ocupar el primer lugar en la pirámide de movilidad urbana, el peatón.

Sin embargo no podemos dejar de hacer un contundente exhorto a incrementar los esfuerzos por transformar la dinámica actual vivida en la ciudad, la cual debe adaptarse a las necesidades de todos quienes en ella habitamos así como disuadir el hábito administrativo de convertirla en espacio exclusivo para el uso del automóvil a través de obras como estacionamientos, túneles, puentes elevados, viaductos o anillos periféricos que solo inducen a su uso indiscriminado y que recrudecen el conflicto real, dado que bajo esta premisa, el automóvil siempre requerirá de mayor espacio para transitar. Busquemos aplicar la misma lógica para quien tiene derechos de preferencia y en beneficio común.

Presentada en 8 ciudades del país (Distrito Federal, Pachuca, Querétaro, Puebla, Tuxtla Gutiérrez, Monterrey, Torreón y Guadalajara) la Carta Mexicana por los Derechos del Peatón es un esfuerzo por reivindicar la realidad vivida cada día por el 77% de la población mexicana que habita en contextos urbanos y presenta ejes estratégicos de acción y discurso que serán parte de la agenda peatonal en el país durante los siguientes años.

A T E N T A M E N T E

Ciudad para Todos y Camina Barrio

Guadalajara, Jalisco, a 11 de agosto de 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Conoce el Plan de Movilidad no Motorizada para la ZMG

A %d blogueros les gusta esto: