El ciclista más famoso de Detroit: Henry Ford

henry-ford-bike

Poco después de las 11pm del 6 de Marzo de 1896, el primer automóvil en las calles de Detroit era conducido hacia una parada en la Avenida Woodward.

Este carro era manejado por su constructor, el ingeniero mecánico de 28 años, Charles Brady King. El carro sin caballos de King, era seguido por un hombre alto y delgado en una bicicleta con tres años de antigüedad. Esta bicicleta era el orgullo y la alegría del hombre delgado, un medio de transporte individual y accesible para casi todos.

El hombre delgado era Henry Ford. Tres meses después de pasear detrás de King, Ford tocó la puerta de su taller casero en el número 58 de la Avenida Bagley en el centro de Detroit y se dieron una vuelta en su primer automóvil: el Cuadriciclo, que funcionaba con un gran número de piezas de bicicleta, incluyendo los rines con radios de acero y las llantas neumáticas.

Ford le vendió este carro a su amigo Charles G. Annesley por 200 dólares.
Annesley era un ciclista como Ford, sobrino de uno de los hombres más ricos de Detroit y amigo de Barton L. Peck quien era hijo de un rico industrial y fue otro de los hombres con ruedas de Detroit. Antes de ser un pueblo motorizado, Detroit era un pueblo bicicletero.
Annesley y Peck eran adinerados y educados. Ford no, pero los tres tenían un interés en común: sus bicicletas. Annesley y Peck podían comprarse los últimos modelos, mientras que en 1896, Ford seguía conduciendo la bicicleta que había comprado en Febrero de 1893.

Ford llegó a trabajar en su bicicleta a Edison, una de las plantas eléctricas de Detroit. En 1946, William Simonds, biógrafo de Ford, dijo: “Al convertirse en ingeniero y ganando un buen sueldo, el Sr. Ford llevaba un apuesto bigote, y se le podía ver con frecuencia pedaleando su bicicleta haciendo algún encargo”.

Simonds relata también cómo Ford “robó” la bicicleta Rambler de un compañero de trabajo a manera de broma, mientras hacía un paseo de prueba: “El Sr. Ford fue visto dando la vuelta en la esquina de la calle State. Y rio tan fuerte que calló de la bicicleta…”

Ford también iba en bicicleta a trabajar mientras estaba desarrollando el Modelo “T”.

Ford puede ser conocido como el pedal de arranque de la industria automotriz estadounidense, pero era cuidadoso con su dinero y supo que su confiable bicicleta lo podía llevar por Detroit más rápido que las líneas de tranvía.

El resto de la historia de Henry Ford es bien conocida. Tal vez, aparte del hecho, él seguía siendo un ciclista. En Agosto de 1940 la revista Time, reportó que en su cumpleaños número 77 el multimillonario de la industria automotriz “posó para los fotógrafos dando una vuelta en su bicicleta inglesa en la que le gusta pasear tres millas cada noche después de la cena”.

Los amigos ciclistas de Ford, Annesley y Peck, desaparecieron en gran medida de la historia. El reclamo principal de Annesley a la fama de Ford, fue una carta escrita en 1901, menospreciando las expectativas de su viejo amigo.

Cuando trabajaba en la fábrica de motores para botes, Buffalo Gasoline Motor Company, en Buffalo, Nueva York, él respondió la solicitud de empleo de otro amigo, Walter Marr (quién más tarde sería ingeniero en jefe de Buick).

Annesley le escribió: ¿Qué está haciendo el pobre viejo de Ford? Yo me siento muy mal por él. Él es un buen hombre y perfectamente capaz… y sin embargo, no puede salir del hoyo simplemente porque no va a salir de Detroit.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Conoce el Plan de Movilidad no Motorizada para la ZMG